CV Bio

 
 

Andrés Betancor Rodríguez nació en Las Palmas de Gran Canaria (1961). Se licenció en Derecho por la Universidad de La Laguna (1979-1984) y se Doctorado en Derecho por la Universidad Carlos III de Madrid (1989) con premio extraordinario. Su tesis doctoral sobre el origen y formación del acto administrativo ejecutivo mereció el Premio Nicolas Pérez Serrano a la mejor tesis doctoral de Derecho público otorgado por el Centro de Estudios Constitucionales (1990).

 

En la Universidad de La Laguna comencé mi carrera académica. En aquel ambiente marcado por la transición política muchos de mis compañeros sentimos una fuerte vocación por el Derecho público en todas sus vertientes. Era, tal vez, una especie de compromiso con los cambios que estábamos viendo y, sobre todo, sintiendo. Tengo un recuerdo muy vivo y sentido de aquella experiencia. El lugar, la ciudad, La Laguna, la única y auténtica capital de Canarias, era mágica en aquellas fechas. Miles de anécdotas podría describir. Una palabra las resume todas: ilusión y otra la evocación de aquellos momentos: emoción    

La ciudad de Madrid hizo acto de presencia en mi vida con la hospitalidad que la caracteriza. Esta ciudad engaña porque es el punto de encuentro de todo el mundo y todos son acogidos con la misma calidez. Es la tierra de provisión de España. Mi vida personal y académica se construyó definitivamente en Madrid. Si Canarias es mi tierra de nacimiento, Madrid lo es de mi crecimiento. Crecimiento como persona y como académico

En el año 2003 ganó la Cátedra de Derecho Administrativo en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona. En la actualidad sigue ocupando dicha cátedra.

En el año 1987 se trasladó a Madrid y en el año 1990 se incorporó a la Universidad Carlos III de Madrid. En dicha Universidad, tras obtener el doctorado en Derecho en diciembre de 1989, pasó a ocupar, sucesivamente, las plazas de Profesor Ayudante, Ayudante Doctor y Profesor titular de Derecho Administrativo. En la Universidad Carlos III desarrolló docencia en Derecho administrativo, así como fue director del Master en Política y Gestión Ambiental.

Barcelona es un nuevo escenario vital y profesional. Un reto en muchos sentidos. El contraste con Madrid es extraordinario. Pasar de una ciudad donde nadie preguntaba tu procedencia a otra en donde la señas de identidad son esenciales. La etiqueta es fundamental en las relaciones, no sólo profesionales, sino también humanas. La Universidad que me acoge me permite seguir desarrollando mi actividad docente y de investigación. He encontrado amigos entre mis colegas del área de Derecho administrativo. Este ambiente me ha permitido culminar incluso viejos proyectos e iniciar otros nuevos. La esperanza y la ilusión no debemos perderlas nunca ni en las más adversas de las circunstancias. Siempre hay un motivo para agradecer lo poco o mucho que tenemos. Soy agradecido especialmente en la adversidad

Me siento un privilegiado por tener una visión tan completa de la realidad de nuestra España. Soy la expresión de la diversidad integradora de nuestra nación. Soy canario por nacimiento, catalán por profesión y madrileño por adopción. En mi laten los tres corazones (geográficos) de España. Esta combinación me ofrece una perspectiva que intento dejar traslucir en todos mis trabajos

Desde el año 2001 ocupa un lugar central de sus preocupaciones académicas el estudio del Derecho público norteamericano. A tal fin, ha desarrollado cinco estancias de investigación en la Indiana University, inicialmente, en la School of Public and Environmental Affairs (2001), la School of Law (2003) y el Institute for Advanced Study (2005, 2006 y 2010). Estas instancias se ha complementado, en algún caso, con la docencia, como sucedió en la del año 2003 como Visiting Professor.

Estados Unidos y, en particular, Bloomington (Indiana) ocupan unos lugares muy relevantes en mi vida. He podido aprender muchas cosas, no sólo en el mundo académico sino, lo que es aún más importante para mi, como ser humano. Durantes estos meses (hasta un total de 18) a lo largo de estos años he tenido la oportunidad de madurar. He encontrado el lugar ideal donde he podido repensar en mil cosas y alumbrar ideas inspiradoras de algunos de mis trabajos. Me siento profundamente unido a Indiana por todo lo que me y nos ha dado como familia. Algunos se pueden sorprender. A estas alturas de la vida, la sorpresa de otros es una anécdota. Creo que mi desarrollo intelectual es fruto del ambiente y de la experiencia americana. Estados Unidos forma parte de mi corazón por todo esto. Mi amigo y colega Alfred Aman (y su mujer Carol) son la personificación de lo bueno (mucho) que hemos encontrado en aquellas tierras

Alfred Aman entrega, en el verano de 2005, el título como Visiting Fellow del Institute for Advanced Study, Indiana University

© Andrés Betancor